Servicios de Audio y Vídeo Streaming
Retransmisión de eventos en internet

 

Lunes, 23 de Mayo de 2016

En directo, el Foro internacional sobre acogida e integración de personas refugiadas en la Unión Europea

En directo, el Foro internacional sobre acogida e integración de personas refugiadas en la Unión Europea
Foro internacional sobre acogida e integración de personas refugiadas en la Unión Europea

Diversos alcaldes y representantes de regiones europeas alzaron la voz ayer a Barcelona para reclamar más recursos y competencias a la hora de gestionar la actual crisis de los refugiados. La teniente de alcalde de París, Dominique Versini, por ejemplo, alertaba de que a la hora de enfrentarse a este fenómeno tan complejo, a menudo encuentran más complicidades entre la ciudadanía que entre las instituciones que están por encima suyo, incluyendo la estatal. Mensajes parecidos se pudieron escuchar en boca de los representantes de regiones como Ática (Grecia) y Sicilia (Italia) y de los alcaldes o tenientes de alcalde de Tesalónica (Grecia), La Coruña, Madrid y Cádiz (España), Wadowice y Gdansk (Polonia) y Stuttgart, Colonia y Leipzig (Alemania).

Este clamor, a menudo desesperado, se puso de manifiesto en el Foro internacional sobre acogida e integración de personas refugiadas en la Unión Europea que tuvo lugar ayer en el Recinto Modernista de Sant Pau, en Barcelona, organizado por el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (DIPLOCAT) y el Ayuntamiento de la ciudad. En el acto de inauguración, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, se refirió a la crisis actual como “la crisis humanitaria más importante desde la II Guerra Mundial” y reclamó ir a la raíz del problema trabajando para el desarrollo y la estabilidad de la zona sur del Mediterráneo. También dijo que en Europa le hace falta “una política común sobre el derecho de asilo” y recordó que Cataluña es un país que ha conocido el exilio y por lo tanto está moralmente obligada a ofrecer respuestas, a pesar de las reticencias del gobierno español.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tuvo palabras muy duras hacia la actitud del gobierno español, que calificó de “vergonzante, injustificable e inmoral”. También les acusó de no cumplir los propios compromisos, habiendo acogido sólo 18 de los 17.000 refugiados que se había comprometido a acoger. Colau reiteró la oferta de Barcelona para acoger refugiados y destacó la buena sintonía con el Gobierno de la Generalitat para trabajar juntos en este ámbito. Según Colau, si Europa contempla la crisis actual sólo como un problema y no como una oportunidad para asumir el rol que le corresponde, estará fallando a sus mismos objetivos fundacionales de impedir que se repitiera la “deshumanización” de la II Guerra Mundial.

 

« volver